jueves, octubre 29, 2009

Calentando motores para la conferencia del profesor Pitarch


El compañero Luis Romero Vega, un manitas para esto del diseño gráfico, ha elaborado el cartel de la charla-coloquio que pronunciará el profesor Pitarch en nuestra ciudad el próximo jueves 5 de noviembre.

Aprovechamos la ocasión para invitaros de nuevo al susodicho acto, solicitando además vuestra colaboración para que el acontecimiento quede grabado en vídeo y colgado en la red.

"Monarquía y Transición Militar en España."
Charla-Coloquio con José Luis Pitarch.

Salón de Actos. Fundación Euroárabe
(Calle San Jerónimo 27, CP 18001).

Granada, 5 de noviembre.

domingo, octubre 25, 2009

Pitarch en la Euroárabe


Estimados socios y simpatizantes de UCAR-Granada:

Nuestra asociación ha organizado una charla-coloquio a cargo del profesor José Luis Pitarch, enseñante de Derecho Constitucional en la Universidad de Valencia, comandante de la UMD y presidente de Unidad Cívica por la República a nivel estatal, desde este último fin de semana.

La conferencia titulada "Monarquía y Transición Militar en España", se celebrará en el Salón de Actos de la Fundación Euroárabe, el jueves 5 de noviembre, a las 7 de la tarde (19 horas).

Esa misma mañana, sobre las 11, en el lugar antes citado, nuestro compañero Pitarch presentará su último ensayo político: "Memoria irredenta del franquismo. La reconciliación del embudo" (Ediciones Flor del Viento).

Charla-Coloquio José Luis Pitarch.

Fecha: 5 de noviembre de 2009.

Hora: 7 de la tarde (19 horas).

Lugar: Salón de Actos. Fundación Euroárabe (Calle San Jerónimo 27, 18001, Granada).

Salud y República.

* Las horas de las actividades todavía no son las definitivas, pudiendo variar por cualquier razón. Se os mantendrá puntualmente informados.

jueves, octubre 22, 2009

Desagravio al "Botas"


El Botas iba solo, paseando, sonriendo a los señores que se quitaban el sombrero a su paso. Lo que mas extrañaba de él a los chicos del barrio eran unos botines blancos sobre los zapatos de charol: por eso le llamaban "El Botas".

(Eduardo Haro Tecglen)

Si alguna vez hubo en España una derecha civilizada, de las usuales allende los Pirineos, Niceto Alcalá-Zamora y Torres debería cargar sobre sus hombros la responsabilidad de semejante disparate.

Patricio berroqueño del campo andaluz, ministro alfonsino en las postrimerías del turnismo canovista, republicano por obra y gracia de don Miguel Primo, el Botas de Chamberí, anatemizado por la reacción, ignorado por la revolución.

Hasta que el general Primo de Rivera, con la anuencia y el aplauso de Alfonsito el Terrible, tomó el toro por los cuernos, Alcalá Zamora era uno de los muchos petimetres agazapados en las filas de las Restauración, un prestigiado leguleyo al servicio de la oligarquía improductiva detentadora del poder. La dictadura del jerezano arrojó en brazos de la diosa República a destacados liberal-conservadores, cansados del borboneo practicado por el rey, facultado por la Constitución de 1876 para intervenir en la administración del negocio público.

José Sánchez Guerra, Santiago Alba, Miguel Maura, Francisco Bergamín, Ángel Ossorio y Gallardo, dejaron al monarca en la estacada conforme el Directorio militar se eternizaba, maquillado a partir de 1925 bajo el adjetivo civil, entrando en el gobierno José Calvo-Sotelo o Galo Ponte.

Proclamada la Segunda República Española en olor de multitudes, Alcalá-Zamora, católico y hombre de orden, fue elegido presidente del gobierno provisional por los propios miembros del gabinete, entre los que destacaba don Manuel Azaña. Tras la aprobación de la Constitución de 1931, la mayoría republicano-socialista le aupó a la presidencia de la República, para gran escarnio de la derecha ultramontana.

Don Niceto quiso pergeñar de la nada un bloque de fuerzas derechistas lealmente republicanas, empeñadas en la defensa del régimen leal hasta las últimas consecuencias, en contraposición al apego monárquico de las clases poseedoras, ligadas a la dinastía Borbón como garantía del mantenimiento de sus privilegios de clase. En la ardua tarea encontró la colaboración del hijo más preclaro de Antonio Maura, el gran patrón del conservadurismo español: Miguel Maura Gamazo.

La utopía de encauzar por la vía republicana los ímpetus protofascistas de la plutocracia quedó en agua de borrajas, saboteada por el Vaticano, inspirador de la CEDA como partido socialcristiano, aglutinante del pequeño y del gran campesinado, de la gran burguesía y del capital financiero. La Derecha Liberal del tándem Alcalá-Zamora-Maura fue abortada antes de despegar, pulverizada por los futuros organizadores del 18 de julio.

El presidente de la República quedó aislado en su cubil, sin el respaldo de una fuerza política de empaque, obligado por las circunstancias a ejercer de árbitro entre las distintas facciones en liza. La izquierda azañista se empecinó en obstaculizar su labor, cegada por las complejas relaciones personales entre Alcalá-Zamora y su líder e inspirador.

Una vez ganadas las elecciones de febrero del 36, el Frente Popular despojó a don Niceto de la presidencia, encaramándose a ella don Manuel Azaña. Socialistas, republicanos de izquierda, comunistas, anarcosindicalistas, contribuyeron a la campaña de acoso y derribo del cordobés, siendo utilizados subrepticiamente por las derechas.

Niceto Alcalá-Zamora puso coto a la ambición desmesurada de Alejandro Lerroux, evitó que Gil-Robles ocupara la jefatura del gobierno, nunca confió en la lealtad constitucional del general Franco, actuó como freno para los ejecutivos del bienio negro. Una vez estallada la guerra civil, hizo mutis por el foro, exiliándose a Argentina, donde falleció en 1949.

Dos de sus retoños combatieron en el Ejército Popular de la República, sosteniendo el régimen político que su padre personificó, la misma República Española que él abandonó a su suerte, poniendo tierra de por medio.

Sirva este escrito como un pequeño acto de desagravio al republicano de derechas que intentó lo imposible: domar a la montañesa derecha española, salvaje y arisca desde Atapuerca.

jueves, octubre 15, 2009

El Tranco de la Risa Número Dos

La segunda entrega del Tranco casi no necesita presentación: ella sola se basta y se sobra para meteros en verea. El escaneo que os sirvo a continuación reproduce fielmente una servilleta españolista que un servidor encontró en algún chiringuito costero hace tres veranos, por la época del Mundial de Fútbol de Alemania 2006. El lema "A por ellos", luego coreado hasta la saciedad por los hinchas de la selección española, nos conduce a un hostelero perspicaz, patriota de raza, que supo combinar la garra de la pretendida roja con el torito bravo de nuestras carreteras.

Sin duda alguna, este curioso instrumento de adecentamiento bucal, no por carpetovetónico menos digno de elogio propagandístico, hubiera merecido una reseña de don Luis Carandell en su Celtiberia Show.

A descojonarse se ha dicho...

viernes, octubre 09, 2009

Juan Antonio Samaranch, el falangista reciclado

A la desaparición del general Franco, la amnesia colectiva se fue instalando entre nosotros como por arte de magia, deslizándose bajo las alfombras de los ministerios y de las sedes partidarias. La oposición había legitimado la dictadura al sellar un pacto de silencio que anuló la memoria histórica de las izquierdas españolas, otorgando la dirección del cambio a las élites reformistas del propio franquismo.

Los secuaces del tirano, los cómplices del exterminio, las comparsas de la felonía, acabaron autoindultándose, sin que sus víctimas, hastiadas tras tanta represión, sedientas de democratismo formal, dijeran esta boca es mía. La claque que palmeaba al son que le marcaban desde El Pardo, se acomodó al renovado escenario, aprendiendo a aplaudir al gracejo sevillano, al toque de Cebreros.

La chaquetilla blanca, la camisa azul mahón, la boina roja, tiradas al fondo del armario, sustituidas por impecables trajes de alta costura, permutadas las esencias falangistas por aromas de tortilla campera, vestidas de pana marrón. El baile de disfraces de la oligarquía gatopardista puso coto al fascismo montaraz, salvando los muebles por enésima vez.

La otra semana, los telediarios ensalzaron sin sonrojo al ex presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Juan Antonio Samaranch, con motivo de la fallida candidatura de la ciudad de Madrid para los Juegos de 2016. Nadie parecía recordar el deshonroso pasado del patriarca venerable de la tribu olímpica. Voy a tomarme la libertad de rememorar los hitos más granados de su currículum:


"Fue designado concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Barcelona (1955-1962), organizando en dicha ciudad los II Juegos del Meditérraneo y posteriormente fue designado Delegado Nacional de Educación Física y Deportes (1967). En 1973 fue nombrado presidente de la Diputación Provincial de Barcelona y cuatro años después embajador en la Unión Soviética y Mongolia (1977), momento en que era ya vicepresidente del COI organización en la que ingresó en 1966."
(Fuente: Wikipedia.)

Si queremos comprender el estatus de Samaranch a partir de los años 50, tenemos que resituarnos en la Barcelona de la posguerra, en la capital vencida del separatismo catalanista, derrotado y sojuzgado en la guerra civil precedente. Juan Antonio Samaranch es uno entre los muchos coraceros imperiales del fascismo, un cachorro del nazismo hispano, un burgués asustado, acorazado tras el uniforme. De repente, comienza a frecuentar ilustres compañías, participando en las correrías nocturnas de importantes prebostes del régimen.

Correveidile de Ramón Serrano Súñer o de Luis Carrero Blanco, por entonces en disputa por los favores del dictador, camarada de farras, de juergas y de vida disipada. España era un erial, un Estado-cárcel-cementerio, mientras los dueños de todas las cosas jugaban a ser señoritos calaveras. El pueblo español moría de hambre y de frío, financiaba con su indigencia el banquete suculento de los salvadores de la patria.


Precipitado a las prebendas del poder, equipado todavía con la indumentaria del Movimiento Nacional, acostumbrado al chalaneo del coche oficial, provisto de carta blanca para hacer lo que le viniera en gana, Samaranch inició un ascenso imparable en la pirámide franquista. El régimen necesitaba cuadros obedientes y eficaces, garantes del orden establecido, dispuestos a emplear cualquier método en defensa de los privilegios obtenidos en la victoria.

El posterior desarrollo de los acontecimientos históricos ha demostrado el excelente olfato político de nuestro protagonista, capaz de adaptarse a los bandazos de la realidad con una destreza admirable. El mismo Samaranch que celebraba, brazo en ristre, el 18 de julio en 1974, era nombrado tres años después embajador ante la URSS, el sempiterno rival, sin ni siquiera despeinarse la cabellera.

La inmensa mayoría de la nomenklatura franquista apostó a caballo ganador, sumándose a la operación de transmutación de la dictadura en un sistema democrático de corte occidental. Juan Antonio Samaranch, Manuel Fraga, Rodolfo Martín Villa, Juan José Rosón, Torcuato Fernández Miranda, el mismísimo Adolfo Suárez, fueron algunos de los conversos a la fe liberal, algunos de los que enterraron la pistola y los correajes junto al ataúd de Francisco Franco.

Los prohombres de la Falange controlaron la Transición, apuntalando la monarquía Borbón, siguiendo fielmente el guión previsto en Washington DC. Samaranch se desentendió de la pelea electoral y fue consagrándose a nivel internacional. Los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 significaron su apoteosis, el blanqueo definitivo de la juventud escuadrista, de la madurez francofalangista. El fascista no arrepentido, en el cénit de su éxito, comprendió que como el Cid Campeador, el general ferrolano seguía ganando batallas después de muerto.

domingo, octubre 04, 2009

El Tranco de la Risa Número Uno


Emprendemos hoy un nuevo reto en El Llanto de la Acequia, poniendo en marcha un apartado de humor, que os acompañará de vez en cuando. El humor es decididamente necesario para soportar la iniquidad triunfante, suerte de bálsamo de Fierabrás mitigador de tantas heridas cotidianas.

El Tranco de la Risa que os traigo a colación me lo envió por correo electrónico mi primo segundo preferido, Emilio Villarrubia Aguilera. Reciba él el agradecimiento debido, el abrazo fraterno de este rojo paleto, que aún le debe muchas juergas.

Conversación grabada de la frecuencia maritima, Canal 106, en la costa Fisterra (Galiza) entre gallegos y norteamericanos, 16 de octubre de 1997.

Gallegos: (ruido de fondo)... les habla A-853, por favor, desvien su rumbo 15º sur para evitar colisionarnos...se aproximán directo hacia nosotros, distancia 25 millas náuticas.

Americanos: (ruido de fondo)... recomendamos que desvien su rumbo 15º norte para evitar colisión.

Gallegos: negativo, repetimos, desvien su rumbo 15º sur para evitar colisión.

Otra voz americana: Al habla el capitán de un navio de los EE.UU. Insistimos, desvien ustedes su rumbo 15º norte para evitar colisión.

Gallegos: No lo consideramos factible ni conveniente, les sugerimos que desvien rumbo 15º sur para evitar colisión.

Americano (Muy pero que muy cabreado): Les habla el capitán Richard James Howard, al mando del portaaviones USS Lincoln, de la marina de los EE.UU.. el 2 navio más grande de la flota americana, nos escoltan 2 acorazados, 6 destructores, 5 cruceros, 4 submarinos y numerosas embarcaciones de apoyo. Nos dirigimos al golfo Pérsico para preparar maniobras militares ante la eventual ofensiva de Irak. No les sugiero...Les ordeno que desvien el rumbo 15º norte. En caso contrario nos veremos obligados a tomar las medidas que sean necesarias para garantizar la seguridad del buque y de la fuerza de coalición. Uds. pertenecen a la OTAN, asi que obedezcan inmediatamente y quitense de nuestro camino!!!.

Gallego: Les habla Xosé Manuel Otero Rivas. Aquí sólo estamos 2 personas. Nos escoltan nuestro perro, nuestra comida, 2 cervezas y un canario que ahora está durmiendo. Tenemos el apoyo de Cadena Dial de A Coruña Y el Canal 106 de emergencia maritima, que también están escuchándoles a ustedes. No nos dirigimos a ningún lado ya que hablamos desde Tierra firme, estamos en el Faro A-853 de fisterra, de la costa de Galicia. No tenemos ni idea en que puesto estamos en el ranking de faros españoles. Pueden tomar las medidas que consideren oportunas y hacer lo que les dé la gana para garantizar la seguridad de su buque de mierda que se va hacer hostias contra las rocas, por lo que volvemos a insistir y le sugerimos, que lo mejor, más sano y más recomendable es que desvien su rumbo 15º norte para evitar que COLISIONEN CON TIERRA...!!!

Capitán Americano: Entendido...