sábado, febrero 24, 2007

Granada (Desgranada). Primera Entrega.


Quizás muchos de ustedes no lo sepan, pero la carretera más alta de Europa se encuentra en la provincia de Granada. Comienza en la ciudad de la Alhambra y finaliza en la cumbre del pico Veleta, el segundo más alto de la Península Ibérica tras su vecino Mulhacén. Desde hace algunos años, el último tramo de la carretera, que escala hasta los 3000 metros, está cortado para vehículos. Cada año se celebran dos carreras deportivas, una ciclista y otra a pie, que utilizan la vieja carretera para alcanzar el techo de Iberia.

Porque, la carretera es vieja, tiene bastantes años. Data de 1935, en plena Segunda República. En su época fue un proyecto audaz, agresivo para el medio ambiente y perturbador de la tranquilidad de la Sierra Nevada. Pero, sin duda, su creador quiso asaltar los cielos, acercar la alta montaña al ciudadano común, robarle el fuego a los dioses del Olimpo para ofrecérselo a los hombres. Se llamaba Juan José de Santa Cruz y Garcés de Marsilla.

El ingeniero Santa Cruz nació en Madrid en 1880, siendo el menor de los cinco hijos del Barón de Andilla. Realizó, al igual que su padre, los estudios de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. En 1914, fue destinado a Granada, donde residiría hasta su muerte. Pronto se integró en la vida política y cultural de la localidad, convirtiéndose en presidente del Centro Artístico, del que formaban parte personajes de la talla de Federico García Lorca o Fernando de los Ríos.

Militó en la Agrupación de Intelectuales al Servicio de la República, junto con José Ortega y Gasset, Gregorio Marañón, Ramón Pérez de Ayala y Antonio Machado. En las Cortes Constituyentes de la Segunda República, Santa Cruz fue elegido diputado por el PSOE. Manuel Azaña, con el que mantenía una antigua amistad, quiso nombrarlo ministro de Obras Públicas, pero el ingeniero se negó.

En el año 1931 fue nombrado ingeniero jefe de Obras Públicas de Granada. Dos años más tarde, abandonó la actividad política. En 1935, concluyeron las obras de la carretera más alta de Europa, cumpliéndose el viejo sueño de Santa Cruz.

En Granada capital, la sublevación fascista comenzó el 20 de julio de 1936. Las tropas salieron de los cuarteles, y apoyadas por voluntarios falangistas, ocuparon las calles de la ciudad. Los sublevados tomaron el Ayuntamiento, el Gobierno Civil, el Gobierno Militar y la fábrica de pólvoras de El Fargue .

Fueron detenidos, entre otros, el alcalde Manuel Fernández Montesinos (cuñado de García Lorca), el presidente de la Diputación Virgilio Castilla, el comandante militar de la plaza Miguel Campins, el gobernador civil César Torres, el teniente coronel de la Guardia Civil Fernando Vidal Pagán y el secretario del Comité del Frente Popular Antonio Rus Romero. La reacción popular no se hizo esperar. Pronto, miles de trabajadores se atrincheraron en el barrio del Albayzín, siendo bombardeados desde la Alhambra.

Al caer la noche del 23 de julio, la resistencia del Albayzín había cesado. Comenzó en ese momento una brutal represión contra todos aquellos que se habían mantenido leales a la República. En esos días, el ingeniero Santa Cruz, acusado de preparar la voladura del embovedado que cubre el río Darro, fue detenido en su casa de la Plaza Nueva. El 1 de agosto fue juzgado sumarísimamente junto con César Torres, Virgilio Castilla, Rus Romero, el sindicalista José Alcántara y el abogado Enrique Marín Forero. El proceso, evidentemente, fue una farsa. Santa Cruz, Castilla, Rus, Alcántara y Marín Forero, fueron condenados a muerte. César Torres sería condenado a reclusión militar perpetua, pasando ocho años en la cárcel.

En la madrugada del día 2 de agosto de 1936, el ingeniero Santa Cruz fue fusilado en las tapias del cementerio de San José, junto a sus compañeros de infortunio. Por las mismas fechas serían fusilados el alcalde de Granada, Fernández Montesinos, el director del periódico "El Defensor de Granada", Constantino Ruiz Carnero, el catedrático de Derecho Administrativo, Joaquín García Labella y el rector de la Universidad, el arabista Salvador Vila. En la mañana del 16 de agosto fue ajusticiado en Sevilla el general Miguel Campins Aura "por haber tratado de hacer fracasar el movimiento salvador de España".

Era la hora de los salvapatrias, de los cruzados, de la gente de orden, de la maldita gente de bien. Las Escuadras Negras, formadas por señoritos y matones, se dedicaron a capturar y a ejecutar rojos, aterrorizando a los granadinos. Entre Víznar y Alfacar, fueron fusiladas 2000 personas, además del poeta. Allí siguen, enterradas en fosas comunes, esperando el retorno de la verdadera democracia. Democracia sin transición ni transacciones, democracia sin espadas de Damocles, democracia libre de ataduras franquistas, democracia republicana.

Durante la dictadura, el nombre de Juan José de Santa Cruz fue relegado al olvido. Se publicitaba a bombo y platillo la carretera más alta de Europa, pero sin mencionar a su máximo artífice. Los fascistas, además de quitarle la vida, se apoderaron de su obra. En la actualidad, es casi un desconocido, incluso para los granadinos de izquierdas. El asesinato de Federico eclipsó el de todos los demás, aunque a su vez se convirtió en un símbolo de los mártires de la libertad.

Cómo ya he dicho anteriormente, "se ha dejado morir" a la carretera del Veleta. Con ello, se intenta evitar que la contaminación que producen los automóviles altere el preciado ecosistema de nuestra Sierra. La carretera que proyectó Santa Cruz provocó la degradación progresiva de la cumbre del Veleta. Según recoge la revista de montaña Desnivel "Desde que se llegó por primera vez en coche en 1935, la cumbre del Veleta ha ido sufriendo una degradación progresiva, ha permanecido accesible a vehículos, tiene un bosque de antenas, un refugio observatorio ruinoso y sin uso, en verano se instalaban quioscos y se parecía más a una feria que a una montaña evocadora de sueños. Sus laderas hacia los valles del Dílar y Monachil albergan la estación de esquí de Sierra Nevada; hubo una estación de telecabina en su cumbre, que los vientos "aconsejaron" desmontar. A pesar de todo los telesillas y telesquís suben hasta sus inmediaciones. Hubo un proyecto de restaurante giratorio para la cima. Otro de Mirador Subterráneo."

Se traicionaba así el proyecto original del ingeniero, un revolucionario emprendedor que quiso domar la naturaleza. Un soñador que dejó escritas las siguientes palabras "Es necesario reclamar de los poderes públicos que sea Sierra Nevada lugar que merezca la máxima protección oficial para su flora y para su fauna, lo mismo que en la geografía es el lugar prominente de la Península Ibérica. A las sociedades alpinas toca tomar la iniciativa de la demanda."

A partir de este momento voy a tratar de desgranar los granos de mi Granada. Con estos artículos pienso tratar diversos temas que afectan a mi ciudad natal, a mi patria chica. Quiero recordar a personajes que marcaron o marcan su historia, intentando alejarme al máximo de la retórica oficial.

Porque, esta ciudad necesita un vuelco, y no meramente electoral. Necesita volver a ser una ciudad habitable, despojarse de las cadenas que la aprisionan, acabar con la influencia de determinadas mafias culturales, romper con el puño cerrado el muro de hormigón que la ahoga. Quiero (y conmigo, muchos granadinos de la rabia y de la idea) que Granada deje de ser la tierra con la peor burguesía de España (Lorca dixít). Pero, no se equivoquen, no quiero a ningún burgués ensuciando el albero de mi "Graná". Sólo pueblo llano, del que pierde guerras civiles y muere por la revolución.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hemos leido este artículo, pero no encontrando medios para ponernos en contacto directamente, utilizamos este comentario para pedirle autorización y colgarlo en www.cantabriarepublicana.org

Salud y III República

I Fought The Law dijo...

que bueno que bueno... como diria Conchita Bautista, comparto columan de links con Cesar Martin. Otro lector rojo del Popu! Somos unos cuantos, ¿sabe usted?

A ver si me lio a actualizar links de una vez y te incluyo. Actualiza, por eso!

a dijo...

Hola Antonio,
acabo de leer este magnífico (y necesariamente triste) artículo que he encontrado por casualidad. Uno de los fusilados, abogado y primer teniente de alcalde con Montesinos, era mi tio-abuelo Manuel Marín Forero. Por error aparece dos veces apellidado Martín en lugar de Marín, lo que pongo en tu conocimiento para que efectúes la correspondiente corrección cuando te parezca oportuno.

P.D.: disculpa que postee aquí pero no he encontrado tu dirección de email. Puedes contactar conmigo en gonz.evolucion@gmail.com.

Salud y república!

a dijo...

Hola de nuevo, Antonio,

perdona pero no ando muy fino hoy. Manuel Marín Forero era mi abuelo. Su hermano, el abogado, era Enrique Marín Forero. Por cierto que me dice mi padre que te pregunte si sabes algo de los Queros, un grupo de bandoleros que se cepillaron en los 40.

Salud y república!

Gonzalo Marín

Anónimo dijo...

Hola:
Acabo de leer tu artículo. Soy sobrina-nieta de Antonio Ruz Romero, con Z y no con S como aparece siempre. A mi abuelo, hermano de Antonio, no lo mataron porque era jefe de torneros en la fábrica de Pólvoras y le hacía falta para hacer bombas. Lo último que pidió mi tío Antonio la noche antes de que lo mataron fue ver por última vez a su padre y a su hermano. Lo que hablaron esa última noche nunca lo contó mi abuelo. Mi abuelo luego fue Presidente del Club Taurino de granada, y poco antes de morir supo que uno de su mejores amigos, con quien jugaba a las cartas casi cada noche en el Club Taurino fue uno de los que asesinaron a su hermano. Lástima que yo fuera muy pequeña cuando murió y no pude tener información sobre este tema de primera mano. Es una historia apasionante, triste y olvidada. Rescatemos la memoria y devolvamos la dignidad a todos los fusilados.
Raquel Ruz.

Belen dijo...

Antonio quiero felicitarte por este articulo. Yo soy sobrina nieta de Plácido Manjón, uno de los fusilados en el mes de Agosto del 36 en Granada. Y estoy investigando, tratando de reconstruir su historia.
Raquel supongo que lo sabrás, pero tu tio abuelo Antonio Ruz Romero fue uno de los candidatos a las elecciones a compromisarios (abril de 1936) que debían, junto a los parlamentarios, designar al Presidente de la República ante la destitución de Alcalá Zamora por parte de las Cortes. Yo estoy tratando de localizar alguna información sobre otro de los candidatos, Pedro Cánovas Solís, porque mi tio abuelo fue interventor por su candidatura. Si alguno de vosotros tiene alguna información al respecto os la agradecería. Podéis contactar conmigo en bb_rrhh@terra.es

amalia ruz dijo...

Hola
En contestacion a Raquel.
Soy nieta de antonio ruz,por lo que yo oia decir a mi madre aquella noche lo que le pidio mi abuelo a su hermano es que cuidara de su mujer y sus 5 hijos por aquel entonces las mujeres no tenian derecho a nada no podian tener libretas en el banco ni propiedadesni nanda todo lo llevaban los hombres.Por lo que se mi abuela lo paso bastante mal.
Si quieres saber mas escribeme a mi correo.

Anónimo dijo...

Hola,conozco un poquito de la historia de Antonio Ruz Romero, contada por su hijo D.Miguel, ya con muchos años,pero sin olvidar el dia que se llevaron a su padre, el era un niño, como sus hermanos, y su madre una muyer joven,se quedo sin recursos y con 5 hijos.Cuanto sufrimiento se vivio en España en esa epoca ojala nunca se vuelva a repetir.
un saludo. Charo

Gonzalo Caro Sagues dijo...

Hola, el ingeniero Juan José Santa Cruz era tío de mi abuela, gracias por reproducir su historia, tan solo una pequeña corrección, él no fue diputado por el PSOE. Sino por el partido republicano autónomo de Granada.

Salud

esperanza dijo...

Hola: Soy Esperanza Hdez Marín, nieta de Arturo Marín Forero, hermano de Enrique Marín Forero. A través del primo de mi madre Jose Manuel Marín Señan e hijo de Carlos Marín Forero he podido conocer más a mi tio abuelo del que me gustaría saber más sobre su amistad con Federico Garcia Lorca. Sí alguién puede facilitarme esta información se lo agradecería. Gracias. Mi correo es espehernandez@ya.com

Adriano Amadeo dijo...

He leído en alguna biografía de Santa Cruz, que participó en las obras del pantano del Cubillas, del que se hicieron los cimientos durante la República. Sin embargo, dispongo de los planos y proyecto desde 1931 a 1936, y sólo aparece como Ingeniero en Granada Francisco de Paula Abellan Góme, que ayudó con dos o tres más a Echevarría y Del Valle, de la División hidrografica del Guadalquivir. ¿Pudieran haber borrado su nombre.?..Aunque me parece difícil, porque son memórias de estado de obra y proyectos firmados por cada uno de los interesados.